Slow Food, cambiemos el mundo comenzando por la mesa

12:06

Holaaa!!!

Como ya os informé en el artículo anterior, ésta semana se ha celebrado en Pamplona el VII Congreso Internacional de Turismo Rural de Navarra. Un congreso compuesto por conferencias y mesas redondas para profesionales del sector turístico, especialmente del rural, que éste año tenía como objetivo apostar por la diversificación con el turismo gastronómico de km 0 y el turismo activo.


 Pues bien, una de las mesas redondas a las que asistí fue en la que participaron varios miembros y representantes de Slow Food.


Slow Food es una asociación internacional de base que concibe un mundo donde todos puedan apreciar una alimentación buena para ellos, buena para quien la produce y buena para el medio ambiente. 

Slow Food implica a millones de personas en todo el mundo, conecta entre sí a 100.000 socios de 160 países y posee estructuras nacionales en varios países como Italia, Alemania, Suiza, Estados Unidos, Japón, Reino Unido y Holanda.

Trabaja para asegurar que todos tengan acceso a comida;
· Buena: calidad, sabrosa y la comida sana. 
· Limpia: la producción que no daña el medio ambiente. 
· Justa: precios accesibles para los consumidores y las condiciones justas y pagar a los productores.

Y cree que la comida está ligada a muchos otros aspectos de la vida, incluyendo la cultura, la política, la agricultura y el medio ambiente. 

"A través de nuestra elección de compra de alimentos podemos influir colectivamente en cómo se cultivan, producen y distribuyen los alimentos y como resultado se puede llevar a cabo grandes cambios".


En cuanto al turismo rural, hicieron hincapié en que su mayor baza hoy en día es volver a encontrarse con nuestras propias raíces buscando productos de calidad, productos locales saludables y con el sabor tradicional de antes.

Hoy en día estamos tan sobre expuestos a la comida rápida, al Fast Food, tanto por la comida preparada como por las sobre producciones forzadas de alimentos fuera de sus temporadas que eso tiene consecuencias no sólo para la salud de la población sino también para el medio ambiente.

Slow Food trabaja en todo el mundo para proteger la biodiversidad alimentaria, establecer vínculos entre productores y consumidores, y dar a conocer algunos de los temas más urgentes que afectan a nuestro sistema alimentario.


En ésta mesa redonda Oscar Labat, de Slow Food Navarra, nos adelantó en primicia que en Lizaso, un pueblo de Navarra, se está gestionando la creación de la primera escuela física de Slow Food del mundo y que además de su eco construcción irá acompañada de en un proyecto social para su gestión. Sin duda una noticia muy importante y estoy deseando ver los avances de su creación.

Si queréis saber más sobre Slow Food podéis entrar en su web o descargaros su guía del Slow Food.


Cómo veis el Slow Food, al igual que el Slow Fashion no deja de ser más que una vuelta a lo tradicional, lo artesano, lo bien hecho, lo sano y lo beneficioso tanto para nosotros como para el medio ambiente y sobre todo, es una forma de vida, de cuidarnos y de ser conscientes de que nuestras decisiones de compra tienen sus consecuencias.

¿Os apuntáis a la vida Slow? ;)

Rachel

You Might Also Like

0 comentarios